Tipos de objetos de posicionamiento. ¿Para qué es aplicable cada tecnología de ubicación


25.07.2019

Buenos días. Hoy vamos a hablar de los tipos y modos de posicionamiento de objetos con la ayuda de tecnologías de radio.

Intentaré contestar a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipos de posicionamiento existen?
  • ¿Cuál es la diferencia entre Bluetooth y UWB?
  • ¿Qué ventajas tiene el enfoque híbrido del posicionamiento?

Tipos de posicionamiento de los objetos

Hoy en día se emplean distintos sistemas de posicionamiento en todos los ámbitos de la economía. Determinando la ubicación y siguiendo el desplazamiento de los objetos, las empresas logran controlar el trabajo del personal y el funcionamiento del equipo técnico, garantizar la seguridad de los procesos industriales y aumentar el rendimiento del negocio. El empleo de un tipo de posicionamiento determinado depende del carácter específico de la actividad y de los objetivos de una organización concreta. En líneas generales, las tecnologías de posicionamiento se pueden clasificar en tres grandes tipos:

  1. Posicionamiento global
  2. Posicionamiento local
  3. Posicionamiento hibrido

Veamos con más detalle en qué se diferencian las tecnologías existentes y en qué situaciones podemos confiar en ellas.

Posicionamiento global

Los sistemas de posicionamiento global (GNSS) se basan en el empleo de tecnologías de satélite. Las coordenadas, la velocidad y la dirección del movimiento se determinan mediante GPS, GLONASS o satélites de otros sistemas de navegación (Galileo, Beidou). El lugar de ubicación de los objetos se determina con una precisión de entre 2 y 6 metros. Si en el sistema de posicionamiento se emplean señales de varias agrupaciones orbitales, el error no supera 2 ó 3 metros. En la medida en que se desarrollen las tecnologías, en el futuro se planea aumentar la precisión hasta varias decenas de metros.

La implantación de sistemas de control por satélite no es costosa ni requiere grandes esfuerzos, ya que para su funcionamiento basta con equipar las instalaciones con dispositivos de seguimiento e implantar el hardware de control en las empresas. Sin embargo, pese a todas sus ventajas, el posicionamiento global sólo es eficaz en una zona descubierta, esto es, con una recepción segura de la señal. Esto hace que los sistemas globales tengan un ámbito de aplicación limitado: se trata solamente del transporte y, en algunas ocasiones, de los empleados móviles. Para cualquier empresa que tenga un parque de automóviles propio o contratado, el control por satélite resulta imprescindible. Pero cuando se trata de locales, instalaciones industriales o procesos de extracción subterránea, las tecnologías de satélite no son aptas debido a sus limitaciones tecnológicas y a una reflexión repetida de la señal incluso en locales con grandes ventanas.

Posicionamiento local

Como su nombre indica, los sistemas de posicionamiento local (RTLS) están diseñados para controlar el personal, el transporte, el equipo y, en general, toda la situación dentro de unos límites fijos. Puede tratarse de oficinas y talleres industriales, almacenes y complejos logísticos, centros de salud, instalaciones subterráneas, minas, etc. En este caso, se usan tecnologías inalámbricas y de radiofrecuencia (por ejemplo, Wi-Fi, Bluetooth, RFID, ZigBee, nanoLOC, UWB), así como las infrarrojas, ultrasónicas, ópticas, inerciales y de otros tipos. En función de las tecnologías empleadas, el posicionamiento local puede ser zonal (hasta 20 metros) o preciso (de 0,1 a 3 metros).

Este tipo de posicionamiento es mucho más complejo y requiere unas inversiones más grandes en comparación con el posicionamiento global. En primer lugar, porque los sistemas de posicionamiento local sólo pueden funcionar si se despliegan las infraestructuras necesarias: redes alámbricas, etiquetas, puntos de acceso, antenas, etc. Si una empresa implanta un sistema de alta calidad, los costes de su instalación se recuperan en 1 ó 2 años gracias a un control adecuado. Si embargo, es importante comprender que el posicionamiento sólo se efectúa dentro de los límites de la infraestructura organizada. Esto es, si una persona sale de la zona de cobertura de los puntos de acceso del sistema de posicionamiento local, sólo sabremos la zona o el punto de salida. Por esta razón, el posicionamiento local no será suficiente en empresas cuyas instalaciones tengan que controlarse más allá de las áreas cerradas que estén provistas de dichos sistemas.

Posicionamiento híbrido

Este tipo de posicionamiento ayuda a controlar las instalaciones tanto dentro como fuera de los espacios cerrados en una zona descubierta con un mismo sistema de seguimiento del personal o del equipo técnico. Esto se debe a que el posicionamiento híbrido agrupa las tecnologías de posicionamiento global y local. Así, por ejemplo, un dispositivo puede agrupar las tecnologías GNSS y BLE. Y si un sistema de posicionamiento incluye un equipo que se pueda cambiar oportunamente a distintos modos de determinación de las coordenadas del objeto, será la mejor opción para una empresa interesada en un control complejo tanto en el interior de las instalaciones como en el territorio descubierto.

A modo de ilustración, les mostramos una tabla de comparación de las posibilidades de este y otros dos tipos de posicionamiento:

Posicionamiento local

Posicionamiento global

Posicionamiento híbrido

Precisión:

Zonal: hasta 20 m*
Wi-Fi, Bluetooth, RFID, ZigBee

 

Precisa: de 0,1 a 3 m*
nanoLOC, UWB

 

Ventajas

Permite localizar el objeto en el interior de las instalaciones, debajo de la tierra y en zonas donde es imposible el uso de sistemas de posicionamiento global.

Precisión:

GPS / GLONASS: de 2 a 6m

 

 

 

 

Ventajas

Localiza del objeto en la superficie terrestre sin la necesidad de crear infraestructuras adicionales.

Precisión: de 0,1 a 20 m

 

 

 

 

 

Ventajas

En un mismo dispositivo se combinan dos tecnologías de posicionamiento, lo que permite al sistema localizar el objeto en unas condiciones cualesquiera, con independencia de su lugar de ubicación *.

* - limitado por la zona de cobertura del sistema de posicionamiento local.

Un ejemplo convincente de las posibilidades que ofrecen las tecnologías híbridas es nuestro producto «RealTrac Posicionamiento». En este sistema, el control de los objetos se lleva a cabo mediante la tecnología patentada de posicionamiento local RealTrac, basada en las tecnologías BLE y UWB y en la tecnología de posicionamiento global con la ayuda de sistemas de navegación satelital (GNSS).

En condiciones reales, la cobertura global y el control ininterrumpido se consiguen gracias al rastreador personal híbrido GPS/GLONASS/RTLS que lleva consigo el empleado. Por ejemplo, si el empleado de la empresa trabaja en un territorio y luego entra en un edificio, el rastreador envía la información sobre su entrada y su ubicación en este edficio con la precisión a nivel de una habitación. Y en condiciones de ausencia total de señales de radio o satélite, la información se guarda en la caja negra y se envía al servidor una vez recuperada la comunicación.

Sí, en el mercado existen sistemas inerciales y ultrasónicos de posicionamiento, pero tienen un empleo especializado y no pueden usarse apliamente como principales tecnologías de posicionamiento del personal.


Back to the list



 



Dirección:

RealTrac Technologies

Via Cetta 8
Ponte Capriasca, CH-6946, Switzerland
Phone: +41 (91) 228-05-29

Estamos en redes sociales:

RealTrac Technologies LinkedIn RealTrac Technologies Google+ RealTrac Technologies Youtube RealTrac Technologies Instagram


RealTrac Technologies

© RealTrac Technologies 2007 - 2020. Todos los derechos reservados.